LOGO SE

100 jóvenes del Instituto Taular gozarán de Becas 20/20

3 de Julio de 2017


  • Uno de los beneficiarios, Carlitos Flores, sueña con dejar la carnicería y convertirse en un médico exitoso.

    Su historia es inspiradora: desde hace 8 años le ayuda a su padre en una carnicería del mercado Colón y es un estudiante de excelencia académica.

    Presidente Hernández firma el convenio de becas e inicia con Lacthosa un programa de Merienda Escolar en ese centro educativo.

     

    Tegucigalpa, 4 de julio. Carlos Josafat Flores Valeriano es un estudiante de excelencia académica del segundo de ciclo común del Instituto Tecnológico Taular de la capital, quien trabaja arduamente en una carnicería del mercado Colón para ayudarle a su padre y así financiar sus estudios secundarios, pero hoy es uno de los 100 jóvenes beneficiados con el programa Becas 20/20.

    El presidente Juan Orlando Hernández firmó este lunes  un convenio con el Instituto Tecnológico Taular para becar a 100 estudiantes de ese centro educativo y otro para iniciar el Programa de Merienda Escolar acompañado por la marca Lacthosa-Sula.

    El Programa de Becas Honduras 20/20 decidió becar con bonos mensuales de 3,000 mil lempiras a 100 de los 250 estudiantes que forman parte del Instituto Taular.

    Lacthosa-Sula por su parte contribuirá en la formación de la población estudiantil al entregar 250 malteadas a la semana a todos sus jóvenes.

    Sueño de ser médico

    Flores, un estudiante humilde, de tez trigueña y de baja estatura, a sus 13 años de edad relata que desde los 5 años ayuda a su papá, Carlos Omar Flores García, en su puesto de carnicería en el populoso mercado Colón de Comayagüela.

    “Yo le ayudo a mi papá a promocionar su puesto; atraigo a los clientes para que le compren carne de res, pollo, cerdo y chuletas”, detalló Flores.

    Añadió que el puesto de su padre se llama: “Distribuidora de carnes y pollos Vivian”,  lugar que ve con amor, pues es el sustento de toda su familia.

    Flores es un estudiante ejemplar, combina varias acciones durante el día, le ayuda a su padre en el aseo de su casa, estudia y en sus ratos libres le ayuda a promocionar las ventas del puesto de carnes.

    Carlitos, como también le conocen en su centro escolar y en el mercado Colón, dice que de su padre ha aprendido a luchar y trabajar, y que puede hasta cortar con exactitud las piezas de pollo, res y cerdo que todo cliente le pide en su negocio familiar.

    Becas 20/20, oportunidad para los pobres

    El joven estudiante puntualizó que el programa Becas 20/20 es un beneficio que el Gobierno está creando para los estudiantes que “no han tenido una oportunidad”.

    “Este programa lo veo como una oportunidad para nosotros los pobres, los que esperamos tener una oportunidad”, indicó Flores.

    Amplió que con la Beca que el Gobierno “me dará me servirá para terminar mis estudios del segundo año de bachillerato y deseo que me siga beneficiando hasta que me gradúe del colegio”.

    Carlitos manifestó que “mi sueño es ser médico para atender a los más pobres”.

    “Pienso algún día ayudar a mi padre para que descanse en la casa”, indicó, al tiempo que agregó que “deseo que ambos dejemos la carnicería, para que desde mi profesión como médico pueda generar ingresos para mi familia”.

    “Aliento a los demás jóvenes y niños que ven obstáculos para estudiar, que no se desanimen, que todo es posible si soñamos y luchamos por nuestras metas”, expresó Carlitos, quien en la actualidad tiene un índice académico arriba del 80 por ciento.

    Un programa para todos

    El mandatario hondureño recordó que su padre, don Juan Hernández, le decía que “igual aprende el hijo de un rico que el de un pobre, lo que lo diferencia son las oportunidades”.

    “Hoy, nosotros como Gobierno, desde que asumimos la administración del Estado nos comprometimos en apoyar y generar oportunidades para todos los sectores que no han estado visibles para hacerlos parte de la nueva Honduras”, apuntó Hernández.

    El jefe de Estado afirmó que el programa Becas 20/20 ha llegado para favorecer en esta ocasión a 100 alumnos de los 250 con que cuenta el Instituto Tecnológico Taular.